Jue. Mar 30th, 2023





Cómo saber si tu bebé tiene cólicos

¿Qué son los cólicos?

Los cólicos en bebés son episodios de llanto inconsolable que duran varias horas al día y que se repiten con frecuencia. A pesar de que son muy comunes en bebés recién nacidos, no se sabe exactamente por qué ocurren.

En general, estos episodios de llanto ocurren en el período de la tarde o de la noche y pueden durar hasta 3 horas seguidas. Los bebés que padecen cólicos suelen estar inquietos, tensos, mueven las piernas con frenesí y parecen tener dolor abdominal.

Síntomas de cólicos en bebés

Llanto inconsolable

El síntoma principal de los cólicos en bebes es el llanto inconsolable. Este llanto suele ocurrir al final del día o al caer la noche y puede durar varias horas seguidas. El bebé puede llorar con mucha intensidad y ser difícil de calmar.

Tensión abdominal

Los bebés con cólicos suelen tener el abdomen distendido y duro. La piel de la zona puede estar tensa y se puede notar el intestino a simple vista.

Movimientos incontrolables

Los bebés con cólicos suelen mover las piernas frenéticamente y tener movimientos inesperados con los brazos. Estos movimientos parecen indicar que están experimentando un dolor intenso en la zona abdominal.

Causas de los cólicos en bebés

Aunque no se sabe exactamente por qué los bebés tienen cólicos, se cree que pueden estar relacionados con algunos elementos que los padres pueden controlar. Algunas teorías son las siguientes:

  • Alimentación: si la madre ha seguido una dieta rica en alimentos grasos, picantes o ha comido durante el embarazo alimentos que producen gases, el bebé puede tener cólicos.
  • Posición: mantener al bebé en una posición incómoda o incorrecta puede provocar dolor abdominal y, por ende, cólicos.
  • Intolerancia a la lactosa: algunos bebés pueden tener intolerancia a la lactosa y, por lo tanto, pueden sufrir cólicos después de cada toma.
  • Ambiente: algunos bebés son más sensibles al ambiente que otros y pueden sufrir crisis de llanto en respuesta a estímulos como la luz, el ruido, el exceso de estímulos o los cambios bruscos de temperatura.

Tratamiento para los cólicos en bebés

Para el tratamiento de cólicos en bebés, se pueden tomar varias medidas. Algunas de ellas son:

  • Posición cómoda: es importante mantener al bebé en una posición cómoda y relajada para que pueda liberar los gases. La posición más recomendable es la posición cuna o la que el bebé prefiera.
  • Cambio de alimentación: en algunos casos puede ser necesario cambiar la alimentación de la madre si se encuentra amamantando, o la alimentación del bebé si se está utilizando fórmula. Los pediatras pueden recomendar fórmulas especiales para bebés con cólicos o leches sin lactosa.
  • Calmantes: en casos extremos, los pediatras pueden recetar calmantes o medicamentos para calmar el dolor abdominal del bebé.
  • Movimientos suaves: algunos bebés encuentran consuelo en movimientos suaves y se calman en el cochecito o en un columpio.

Prevención de los cólicos en bebés

Aunque no es posible evitarlos en su totalidad, se pueden tomar medidas para prevenir los cólicos en los bebés.

  • No fumar: es importante no fumar en la casa ni cerca del bebé ya que el humo del tabaco puede ser un factor desencadenante de los cólicos.
  • Evitar alimentos que producen gases: se recomienda que las madres eviten durante el embarazo y la lactancia los alimentos que producen gases como el brócoli, las coles, la cebolla, el ajo y otros alimentos de difícil digestión.
  • Cambio de posición: es importante cambiar la posición del bebe con frecuencia, para evitar que mantenga la misma postura durante mucho tiempo.
  • Ambiente relajado: es importante que el ambiente donde se encuentre el bebé sea lo más tranquilo y relajado posible para evitar estímulos que puedan generar crisis de llanto y cólicos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *