Dom. Dic 3rd, 2023





Cómo saber qué tipo de tarifa eléctrica tienes


Introducción

La tarifa eléctrica que tenemos contratada en nuestro hogar o negocio es uno de los aspectos más importantes a la hora de controlar y reducir el gasto en nuestra factura de la luz. En este artículo, te enseñaremos cómo saber qué tipo de tarifa eléctrica tienes contratada y qué factores influyen en su elección.

Tipos de tarifas eléctricas

Existen diferentes tipos de tarifas eléctricas, pero las más comunes son:

  • Tarifa regulada: esta tarifa la establece el gobierno y es la que ofrecen las comercializadoras de referencia. Se divide en dos subtipos: tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) y tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso).
  • Tarifa libre: esta tarifa la ofrecen empresas comercializadoras que establecen libremente sus precios y condiciones.

¿Cómo sé qué tipo de tarifa eléctrica tengo?

Para saber qué tipo de tarifa eléctrica tienes contratada, debes revisar tu factura de la luz. En ella, encontrarás la siguiente información:

  1. Potencia contratada: es la potencia máxima que puedes utilizar en tu hogar o negocio. La encontrarás en kW.
  2. Peaje de acceso: este peaje se divide en varias opciones (2.0, 2.1, 3.0, etc.) según tu perfil de consumo y el tipo de tarifa que tengas contratada.
  3. Energía consumida: es la cantidad de energía que has consumido en el periodo de facturación correspondiente. La encontrarás en kWh.
  4. Importe total: es el importe que debes pagar por el consumo eléctrico. Incluye tanto el término de energía consumida como el término de potencia contratada, impuestos y otros cargos que puedan aplicarse.

Factores que influyen en la elección de una tarifa eléctrica

La elección de una tarifa eléctrica depende de varios factores como:

  • El tipo de suministro: si es para un hogar o para una empresa.
  • El consumo eléctrico: es importante analizar el consumo eléctrico que se realiza para elegir la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades. Un hogar con un consumo alto debe elegir una tarifa con un precio del kWh bajo y un término de potencia elevado.
  • La potencia contratada: es importante elegir una potencia adecuada a las necesidades de la vivienda o empresa. Contratar una potencia inferior a la necesaria puede ocasionar cortes de luz, mientras que contratar una potencia excesiva puede resultar en un gasto mayor.

Conclusiones

En conclusión, conocer el tipo de tarifa eléctrica que tenemos contratada es fundamental para controlar y reducir el gasto en nuestra factura de la luz. Revisa tu factura de la luz y comprueba la potencia contratada, el peaje de acceso, la energía consumida y el importe total. Además, analiza tu consumo eléctrico y tu potencia contratada para elegir la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *