Consejo Educativo Uru

Consejos para descubrir cómo saber algo

Coche

como saber que anticongelante lleva mi coche

El cuidado de rutina del vehículo es esencial para alargar la vida útil de su automóvil. Los radiadores precisan un cierto nivel de anticongelante para bajar su punto de congelación y acrecentar su punto de ebullición, eludiendo de esta forma daños en el bloque del motor. Unicamente se precisan unos pocos pasos sencillos para contrastar los escenarios de anticongelante, y es buena práctica llevarlo a cabo un par de veces por año.

Aquí están los tres diversos tipos de anticongelante por color.

– Verde. Está conformado por silicatos, etilenglicol y agentes anticorrosivos para resguardar los elementos metálicos contra la generación y capacitación de óxido. Se reconocen por sus iniciales IAT (Inorganic Acid Technology).

– Colorado. Esto en varias fabricantes de anticongelante asimismo se vió azul. Está conformado por Tecnología de Ácido Orgánico (OAT) y deja la protección de todos y cada uno de los elementos metálicos y de aleación del sistema de refrigeración. Este anticongelante da una mejor protección contra el desgaste merced a sus elementos.

– Naranja. Este es el resultado de utilizar elementos de IAT y OAT y por este motivo se nombran Híbridos de Tecnología de Ácidos Orgánicos.

Pese a los tres colores, hay anticongelantes G11, G12, G12+, G12++ y G13, pero en el momento de seleccionar un anticongelante no nos debemos fundamentar en cuál es el más destacable, sino más bien en cuál es el mucho más conveniente a nuestro motor y propiedades del ambiente. condiciones bajo las que operará el vehículo.

El líquido del radiador es fundamental a fin de que el automóvil ande de la mejor forma y se sostenga a la temperatura correcta.

Es bueno entender que el motor consigue una temperatura de 194°F y mientras que no pase esta temperatura, no es requisito enfriarlo. La temperatura del motor se controla en el momento en que el anticongelante consigue la temperatura ideal, el termostato se abre y empieza a circular por el motor, el que absorbe calor para supervisar la temperatura de desempeño.

No emplees agua para el radiador, el refrigerante hace considerablemente más que absorber calor para bajar la temperatura del motor.

No obstante, en el momento en que se utiliza agua en vez de anticongelante. El agua, por el oxígeno que tiene dentro, no se controla el calor que absorbe y puede ocasionar corrosión en los cilindros y mangueras del motor.

***

Te puede atraer:

De qué manera liberarse del fragancia a humedad que llega del aire acondicionado de su automóvil

Por qué razón BMW no desea liberarse de los motores de gasolina «todavía»

¿Por qué razón agregamos anticongelante y no agua?

Si se emplea agua, esta puede congelarse a bajas temperaturas y, además de esto, no posee exactamente las mismas características que un anticongelante, con lo que podría, por poner un ejemplo, oxidar las partes metálicas del motor.

Hace un buen tiempo, el agua era el refrigerante primordial del vehículo. Pero, si bien tiene las mejores características en concepto de disipación de calor, su punto de congelación y punto de ebullición lo hacen inútil como buen refrigerante.

Pero, ¿entendemos qué anticongelante poner y de qué color?

Los tonos del anticongelante determinarán sus peculiaridades, teniendo siempre y en todo momento presente que cada desarrollador usa un código de color diferente, con lo que no tenemos la posibilidad de guiarnos únicamente por los colores en el momento de verter anticongelante en nuestro vehículo.

Los colores que están en los anticongelantes son normalmente verde, naranja, amarillo, azul o rosa, representando cada color el nivel de eficacia que tienen. Cabe apuntar que la temperatura de congelación va a estar relacionada con la proporción de etilenglicol (anticongelante) que incorpore.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *