Consejo Educativo Uru

Consejos para descubrir cómo saber algo

Flujo

como saber por el flujo si estoy embarazada

Comencemos por el principio: para entender por qué razón puede manifestarse fluído tras la ovulación si hay embarazo, algo que a fácil vista nos puede parecer extraño.

Tras el embarazo, ciertas mujeres padecen lo que los expertos llaman leucorrea fisiológica del embarazo. No te atemorices por el nombre, es solo el nombre del incremento habitual del fluído vaginal, que se muestra con apariencia de fluído blanquecino, lechoso y también inodoro.

¿Por qué razón tenemos la posibilidad de confundir el fluído vaginal con la regla?

En WeFIV entendemos que habitualmente el ansiado embarazo tarda en materializarse. Por este motivo, deseamos acompañar y también reportar en todo caso.

Tratándose de fluído vaginal generalmente, y cobrizo particularmente, lo que les pasa a muchas mujeres es que en el momento en que ahora sospechan que están embarazadas, y aun estando seguras, confunden fluído y regla. Esto pasa por 2 causas: por de qué forma se ve y pues por norma general pasa en el momento en que debería haber llegado tu periodo.

¿Fuga de orina o líquido amniótico?

Para comprender de forma segura si se ha perdido líquido amniótico o no, es requisito que mires bien tu lencería. En un caso así, se humedecería con un líquido acuoso transparente y también inodoro afín al agua, que hay que distinguir de las secreciones vaginales o las máculas de orina, pues no son iguales.

El fluído vaginal es fibroso, mucho más viscoso y espeso. En cambio, la orina se distingue precisamente por su característico fragancia y color amarillento.

¿Qué puedo realizar para eludir una infección vaginal?

• Efectuar la higiene exterior día tras día. Utilice jabones de pH neutro. • No lavarse, ducharse ni emplear modelos como perfumes vaginales (especialmente si poseen alcohol) puesto que tienen la posibilidad de modificar la estabilidad natural de la flora vaginal, lo que puede ofrecer rincón al avance de infecciones. • Sostenga el área vaginal seca y limpia. • Límpiese por todos lados en el momento en que vaya al baño. • Utilice lencería de algodón (transpira mejor), que no comprima y, si es requisito, cámbiela habitualmente. Evite la lencería de fibra sintética. • Mira de qué manera es el fluído (cantidad, color, fragancia o si cambió drásticamente en los últimos días). • Esté atento a signos/síntomas como picazón o irritación en el área, mal, inflamación, malestar a lo largo de las relaciones íntimas, etcétera. • No use linimentos o fármacos sin preguntar primero. • En el caso de duda, consulte siempre y en todo momento a su comadre/experto.

Por todo lo previo, las mujeres embarazadas están en especial predispuestas a enseñar leucorrea por una secuencia de causantes que les proporcionan un mayor peligro de sufrirla. Una aceptable información deja a la embarazada entender cuándo el fluído es habitual o anormal y qué medidas de higiene puede tomar para eludir la aparición de infecciones vaginales a lo largo de su embarazo y fuera de él.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *