Sáb. Feb 24th, 2024





Cómo saber la temperatura de la CPU

Introducción

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la temperatura de la CPU de tu ordenador? La respuesta es importante, ya que un sobrecalentamiento puede dañar los componentes y afectar el rendimiento del equipo. En este artículo, aprenderás cómo saber la temperatura de la CPU.

Métodos para conocer la temperatura de la CPU

Existen varios métodos para saber la temperatura de la CPU. Aquí te presentamos los más comunes:

1. BIOS

La mayoría de las placas base permiten visualizar la temperatura de la CPU en la BIOS. Para acceder a la BIOS, reinicia el equipo y pulsa la tecla indicada (suele ser F2, F10 o Supr) para acceder a la configuración de la placa base. Una vez dentro de la BIOS, busca la sección de hardware y podrás ver la temperatura de la CPU.

2. Utilidades del fabricante

Los fabricantes de procesadores y placas base suelen ofrecer utilidades específicas para conocer la temperatura de la CPU. Estas aplicaciones suelen incluir otras funciones como el control de la velocidad del ventilador. Busca en la página del fabricante de tu procesador o placa base para encontrar la utilidad correspondiente.

3. Software de terceros

Existen muchos programas gratuitos para conocer la temperatura de la CPU. Algunos de los más populares son HWMonitor, Core Temp y SpeedFan. Estas aplicaciones suelen ser fáciles de usar y ofrecen información adicional sobre el uso de la CPU y otros componentes del equipo.

Precauciones

Es importante tener en cuenta que conocer la temperatura de la CPU no significa que debas modificar la velocidad del ventilador o hacer cambios en la configuración del equipo. Si la temperatura es demasiado alta, lo mejor es apagar el equipo y buscar la ayuda de un profesional. Además, ten en cuenta que los programas de terceros pueden ser útiles, pero también pueden contener malware o virus. Descarga siempre software de fuentes confiables.

Conclusión

Conocer la temperatura de la CPU es fundamental para mantener nuestro equipo en buen estado y evitar problemas a largo plazo. Ahora ya sabes cómo hacerlo y qué precauciones debes tomar para asegurarte de que todo funcione correctamente. ¡No olvides comprobar la temperatura de vez en cuando!

Referencias


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *