Sáb. Jun 22nd, 2024





Cómo poner y quitar lentillas

Introducción

Las lentillas son una buena opción para corregir problemas de visión. Sin embargo, para algunas personas, ponerse y quitarse las lentes de contacto puede resultar algo complicado. En este artículo, vamos a explicarte paso a paso cómo poner y quitar tus lentillas de forma adecuada para evitar lesiones o infecciones.

Cómo poner las lentillas

Antes de nada, asegúrate de lavarte bien las manos con agua y jabón, y secarlas con una toalla limpia.

Paso 1: Abre el estuche de las lentillas

Abre el estuche de las lentillas y sácalas con cuidado. Asegúrate de que la lentilla esté bien colocada en el centro de tu dedo índice.

Paso 2: Mantén la lentilla limpia

Antes de colocarla en el ojo, asegúrate de que la lentilla esté limpia y en buen estado. Si la lente está dañada o sucia, no la utilices.

Paso 3: Coloca la lentilla en el ojo

Con tu dedo índice, levanta el párpado inferior y coloca suavemente la lentilla en la parte blanca del ojo, justo encima del iris. Después, suelta el párpado lentamente y parpadea varias veces para que la lentilla se adapte a la forma del ojo.

Paso 4: Repite en el otro ojo

Repite el proceso con la otra lentilla. Es importante que empieces siempre por el mismo ojo para no confundir las lentillas.

Cómo quitar las lentillas

El proceso de quitarse las lentillas es igual de importante que el de ponérselas, y también requiere de ciertas precauciones.

Paso 1: Lávate bien las manos

Antes de quitarte las lentillas, es importante que te laves bien las manos con agua y jabón, y las seques con una toalla limpia.

Paso 2: Abre bien los ojos

Abre bien los ojos y sujeta la lente con tus dedos índice y pulgar, pellizcando suavemente el borde de la lentilla.

Paso 3: Saca la lentilla

Tira suavemente de la lente hacia el exterior del ojo. Si la lentilla se resiste a salir, vuelve a parpadear para que se afloje. Si sigue sin salir, no tires con fuerza para evitar lesiones.

Paso 4: Limpia las lentillas

Una vez hayas sacado las lentillas, lávalas bien con una solución para lentillas y colócalas en su estuche adecuado. Si no las utilizas a menudo, es recomendable cambiar la solución del estuche cada vez que las utilices.

Conclusión

En resumen, para poner y quitar las lentillas de forma adecuada, es fundamental lavarte bien las manos, asegurarte de que las lentillas están limpias y en buen estado, y tener cuidado a la hora de colocarlas o quitarlas. Si tienes alguna duda o problema, consulta a tu oftalmólogo o a un especialista en lentes de contacto.

Consejo extra

Si te cuesta acostumbrarte a las lentillas, empieza por utilizarlas una o dos horas al día e incrementa el tiempo de uso poco a poco. Y recuerda, ante cualquier molestia o dolor ocular, acude a un especialista.

  • Lavate bien las manos antes de tocar las lentes de contacto.
  • Asegurate de que la lente esté limpia y en buen estado antes de ponértela.
  • Si la lentilla está dañada o sucia, no la utilices.
  • Empieza por utilizar las lentillas pocas horas al día y aumenta el tiempo de uso gradualmente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *