Sáb. Jun 22nd, 2024

Cómo limpiar la suela de una plancha

La suela de una plancha puede acumular residuos de productos como almidón, cera o suciedad de la ropa. Estos residuos pueden afectar su rendimiento y dejar manchas en la ropa. Por eso, es importante mantener la suela de tu plancha limpia y en buen estado.

Materiales necesarios:

  • Agua tibia
  • Amoniaco
  • Bicarbonato de sodio
  • Paño suave

Pasos a seguir:

  1. Apaga y desenchufa la plancha para evitar quemaduras accidentales.
  2. Espera a que la plancha se enfríe por completo antes de comenzar la limpieza.
  3. Humedece un paño suave con agua tibia y frota suavemente la suela de la plancha para eliminar cualquier residuo superficial.
  4. Si los residuos persisten, mezcla una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio con agua tibia hasta obtener una pasta espesa.
  5. Aplica la pasta de bicarbonato de sodio en la suela de la plancha y deja actuar durante unos minutos.
  6. Con un paño suave, frota suavemente la suela de la plancha para eliminar los residuos.
  7. Si aún quedan manchas difíciles de quitar, puedes utilizar una mezcla de agua tibia y amoniaco.
  8. Aplica la mezcla en la suela de la plancha con un paño limpio y frota suavemente.
  9. Después de limpiar la suela de la plancha, enjuágala bien con agua tibia y sécala con un paño limpio.

Recuerda que es necesario realizar este proceso de limpieza de vez en cuando para mantener la suela de tu plancha en óptimas condiciones y evitar daños permanentes.

En conclusión, limpiar la suela de una plancha es un paso fundamental para garantizar su rendimiento y evitar manchas en la ropa. Siguiendo estos sencillos pasos y utilizando los materiales adecuados, podrás mantener tu plancha en buen estado por mucho más tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *