Sáb. Jun 22nd, 2024

Como limpiar el horno con bicarbonato

Introducción

El horno es uno de los electrodomésticos más utilizados en nuestra cocina, pero también uno de los que más se ensucia. La acumulación de grasa y restos de comida pueden hacer que el horno desprenda olores desagradables e incluso afectar el sabor de nuestros platos. En este artículo, te enseñaremos cómo limpiar el horno de forma natural, utilizando bicarbonato de sodio.

¿Por qué bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un producto económico y seguro para utilizar en la limpieza del hogar. Su poder desinfectante y sus propiedades abrasivas suaves lo convierten en una excelente opción para limpiar el horno sin recurrir a productos químicos agresivos que podrían ser perjudiciales para nuestra salud.

Paso a paso para limpiar el horno con bicarbonato

1. Preparación

Antes de empezar, asegúrate de tener los siguientes materiales a mano:

  • Bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Pulverizador
  • Guantes de goma
  • Esponja o paño

2. Retira las rejillas y bandejas

Para facilitar la limpieza, es recomendable retirar las rejillas y bandejas del horno y lavarlas por separado con agua y jabón. Esto nos permitirá acceder más fácilmente a las superficies internas del horno.

3. Preparación de la pasta de bicarbonato

En un recipiente, mezcla 1/2 taza de bicarbonato de sodio con un poco de agua para obtener una pasta espesa. Añade agua gradualmente hasta conseguir una consistencia fácil de aplicar.

4. Aplicación de la pasta y espera

Con ayuda de un pulvorizador, humedece las superficies internas del horno con agua. A continuación, aplica la pasta de bicarbonato por toda la superficie. Asegúrate de cubrir especialmente las áreas con manchas más difíciles.

Deja actuar la pasta durante al menos 12 horas o toda la noche. Esto permitirá que el bicarbonato de sodio penetre y ablande la grasa incrustada.

5. Eliminación de la pasta de bicarbonato

Usando un paño o esponja húmeda, limpia el interior del horno frotando suavemente. Verás cómo la suciedad se desprende fácilmente gracias a las propiedades abrasivas del bicarbonato de sodio.

6. Enjuague final

Una vez hayas eliminado toda la pasta de bicarbonato, enjuaga las superficies del horno con agua tibia y seca con un paño limpio.

Conclusiones

Utilizar bicarbonato de sodio para limpiar el horno es una opción eficaz, económica y segura. No solo eliminarás la grasa y residuos de comida, sino que también evitarás el uso de productos químicos agresivos. Recuerda que la limpieza del horno debe ser parte de tu rutina de mantenimiento para asegurar su buen funcionamiento y prolongar su vida útil.

Fuentes

Para obtener más información sobre la limpieza del horno con bicarbonato de sodio, puedes consultar los siguientes recursos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *