Jue. Jun 13th, 2024

Como limpiar el frigorífico por dentro

Introducción

Limpieza y mantenimiento adecuados son esenciales para garantizar el correcto funcionamiento y la durabilidad de tu frigorífico. Además de limpiar la parte exterior del aparato, es importante limpiar también el interior regularmente. En este artículo, te mostraremos cómo limpiar correctamente el frigorífico por dentro.

Paso 1: Preparación

Antes de comenzar el proceso de limpieza, asegúrate de desconectar el frigorífico de la corriente eléctrica. Esto evitará cualquier riesgo de electrocución y además, facilitará la limpieza sin la molestia del ruido del motor.

Otro aspecto importante es vaciar el contenido del frigorífico. Retira todos los alimentos y colócalos en una nevera o en lugar fresco para evitar que se echen a perder durante el proceso de limpieza.

Paso 2: Limpieza interior

Importante: Antes de limpiar el interior, asegúrate de leer las instrucciones del fabricante ya que cada frigorífico puede tener recomendaciones específicas.

2.1 Descongelación

Si tienes un frigorífico congelador, es esencial descongelarlo antes de proceder a la limpieza. Sigue las indicaciones del fabricante para descongelar correctamente tu frigorífico. Normalmente, esto puede llevar varias horas, así que planifica con anticipación.

2.2 Retira bandejas y estantes

Quita todas las bandejas, estantes y cajones del frigorífico. Lávalos por separado con agua tibia y detergente suave. Asegúrate de enjuagarlos bien y secarlos antes de colocarlos nuevamente en su lugar.

2.3 Limpieza de las superficies internas

Utiliza una solución de agua tibia y vinagre blanco o bicarbonato de sodio para limpiar el interior del frigorífico. Estos ingredientes naturales ayudan a eliminar los olores y las manchas persistentes. Empapa un paño suave o una esponja en la solución y limpia cuidadosamente todas las superficies internas, incluyendo las paredes, la puerta y la parte superior.

2.4 Limpieza de las juntas de goma

Las juntas de goma en la puerta del frigorífico pueden acumular suciedad y residuos con el tiempo. Límpialas suavemente con un paño húmedo y asegúrate de secarlas bien para evitar la formación de moho.

Paso 3: Finalización

Una vez que hayas limpiado a fondo el interior del frigorífico, será el momento de volver a colocar las bandejas, estantes y cajones en su lugar. Asegúrate de que estén completamente secos antes de hacerlo.

Por último, enchufa el frigorífico nuevamente a la corriente eléctrica y espera unos minutos para que vuelva a enfriarse antes de volver a colocar los alimentos en su interior

Conclusión

Limpiar el frigorífico por dentro no solo garantiza la higiene de tus alimentos, sino que también ayuda a mantener el rendimiento del aparato y prolonga su vida útil. Realiza este proceso de limpieza al menos una vez al mes para asegurar un entorno seguro y mantener tus alimentos frescos y saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *