Dom. Jul 14th, 2024





Colocar Visillos en Ventanas Correderas

Introducción:

Los visillos son una excelente elección para decorar y vestir ventanas correderas. Estos complementan la decoración del hogar, brindan privacidad y permiten que entre la luz natural. Pero, ¿cómo colocarlos correctamente? En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo instalar visillos en tus ventanas correderas.

Paso 1: Medir las Ventanas Correderas

Lo primero que debes hacer es medir el tamaño de tus ventanas. Mide tanto el ancho como el largo de la ventana para saber cuánto material necesitas. Ten en cuenta que los visillos deben ser un poco más largos y anchos que las ventanas para que cubra toda la superficie. Asegúrate de tomar medidas precisas para evitar errores.

Paso 2: Elegir los Visillos Adecuados

Existen muchos materiales que puedes usar para confeccionar visillos, algunos de los cuales son: algodón, seda, lino y poliéster. Elige el tipo de tela que prefieras según tus gustos y necesidades. Asegúrate de que la tela sea ligera y translúcida para permitir que entre la luz natural. Además, la elección del color es importante ya que debe ir acorde a la decoración del ambiente.

Paso 3: Instalar el Riel

La mayoría de las ventanas correderas tienen un riel en la parte superior. Este es el lugar donde se colocará el soporte de los visillos. Asegúrate de instalar el riel de forma segura y nivelada para que los visillos cuelguen correctamente. Es recomendable que alguien te ayude en este paso para que puedas colocarlo de forma más precisa.

Paso 4: Colocar los Soportes de los Visillos

Una vez instalado el riel, debes colocar los soportes para los visillos. Para hacerlo, mide la distancia entre el riel y la ventana y coloca los soportes en ambos extremos. Utiliza un nivel para asegurarte de que los soportes estén nivelados.

Paso 5: Colgar los Visillos

El último paso es colgar los visillos. Inserta los ganchos del visillo en el riel y asegúrate de que estén bien sujetos. Desliza los ganchos hacia los soportes hasta que los visillos queden colgados. Acomódalos para que queden parejos y con el largo deseado. ¡Listo! Ahora puedes disfrutar de tus nuevas ventanas con visillos colgados.

Consejos y recomendaciones:

  • Si las ventanas son muy grandes, puedes colocar dos o más visillos para cubrir todo el espacio.
  • Si los visillos son muy largos, puedes recortarlos sin problemas para ajustarlos al tamaño de tus ventanas.
  • Es recomendable lavar los visillos antes de colocarlos para evitar que encojan después.
  • Los visillos son una excelente opción para mantener la privacidad sin perder la luz natural.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *