Jue. Feb 22nd, 2024





Cómo colocar una mesa para comer

Introducción

Colocar una mesa para comer no es solo un acto de cortesía, es una forma de arte y puede marcar la diferencia entre una cena normal y una especial. No importa si es una cena formal o una comida cotidiana con amigos o familiares, la forma en que se coloca la mesa puede influir en la forma en que se percibe el sabor de la comida y en cómo se desarrolla la conversación.

Primera impresión: el mantel

El primer elemento a considerar al colocar una mesa es el mantel. Debe ser de un tamaño que cubra toda la superficie de la mesa y permita que cuelgue al menos 20 cm de cada extremo. Este puede ser liso o con algún diseño que armonice con los colores de la comida y la decoración del lugar.

El centro de mesa

El centro de mesa es un elemento importante, ya que sirve para dar un punto focal a la mesa y puede cambiar fácilmente el ambiente de la comida. Puede ser un ramo de flores, una frutera, un candelabro o cualquier otro objeto que se ajuste al estilo de la comida y al lugar. Este debe ser lo suficientemente bajo para que no obstaculice la vista de los comensales y no interfiera en la conversación.

Los platos, cubiertos y vasos

A continuación viene la distribución de los platos. El plato base debe ir primero, seguido del plato para el primer plato (generalmente más pequeño) y del plato para el segundo plato (generalmente más grande). Los cubiertos se colocan a los lados de los platos, el tenedor a la izquierda del plato y el cuchillo y la cuchara a la derecha. El cuchillo siempre se coloca con la parte cortante hacia el plato. Si vas a usar un tenedor para el postre, este se coloca en la parte superior del plato. Los vasos se colocan arriba del plato base, el de agua a la izquierda y el de vino a la derecha.

Las servilletas y los manteles individuales

Las servilletas se colocan sobre el plato base, dobladas en forma de triángulo o en forma rectangular. Si hay manteles individuales, estos deben ir encima del plato y de la servilleta.

Conclusión

Colocar una mesa para comer es un arte que puede marcar la diferencia en cualquier tipo de comida. Cada detalle cuenta y cada elemento puede influir en la percepción general de la cena. No importa cuán formal o informal sea la comida, un poco de elegancia en la mesa puede hacer que la comida sea mucho más agradable y satisfactoria.

  • Importante: Elije el mantel y los adornos que armonicen con la decoración del lugar y los colores de la comida.
  • Importante: Los cubiertos deben estar perfectamente alineados y con espacio suficiente para maniobrarlos.
  • Importante: La servilleta debe ser de buena calidad y limpia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *