Jue. Jun 13th, 2024




Cómo colocar una copa menstrual


Introducción

La copa menstrual es una alternativa ecológica y económica a los productos de higiene femenina tradicionales, como los tampones y las compresas. Sin embargo, muchas mujeres se sienten inseguras a la hora de colocarla por primera vez. En este artículo, te explicaremos cómo colocar una copa menstrual paso a paso.

Paso 1: Lávate las manos

Antes de colocar la copa menstrual, debes lavarte las manos con agua y jabón para evitar posibles infecciones.

Paso 2: Dóblala

Una vez que tienes las manos limpias, debes doblar la copa menstrual. Hay diferentes formas de hacerlo, pero las más comunes son:

  • Doblado en C: presiona la copa por los lados hasta formar una «C».
  • Doblado en U: presiona uno de los lados de la copa hacia adentro hasta formar una «U».
  • Doblado en S: presiona la copa por uno de los laterales y luego hacia el centro, formando una «S».

Paso 3: Introdúcela

Una vez que has doblado la copa menstrual, debes introducirla en tu vagina. Puedes hacerlo de pie, sentada o en cuclillas, según te resulte más cómodo. Si te cuesta introducirla, puedes lubricarla con agua o un lubricante a base de agua.

Consejo:

Para saber si la has colocado correctamente, intenta girarla suavemente. Si sientes una resistencia, es señal de que la copa está bien colocada.

Paso 4: Ajusta la posición

Una vez que la copa menstrual está en su sitio, debes ajustarla para que se adapte a tu cuerpo. Para ello, debes moverla hacia arriba o hacia abajo o girarla ligeramente hasta encontrar la posición ideal.

Paso 5: Vacíala

La copa menstrual puede permanecer en su sitio durante hasta 12 horas, dependiendo de la cantidad de flujo menstrual que tengas. Para vaciarla, debes tirar del extremo inferior con suavidad hasta extraerla de la vagina. Luego, vuélcala en el WC y lávala con agua y jabón antes de volver a colocarla.

Conclusión

Colocar una copa menstrual puede parecer complicado al principio, pero con un poco de práctica se convierte en algo fácil y cómodo. Además, al usar una copa menstrual reducimos nuestra huella ecológica y ahorraremos dinero a largo plazo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *