Dom. Jul 14th, 2024

Los platos de ducha son una excelente opción para renovar tu baño. En comparación con las bañeras, son más cómodos de usar, ocupan menos espacio y son mucho más seguros para toda la familia. Si estás pensando en colocar un plato de ducha, sigue estos pasos para hacerlo tú mismo.

1. Elige el plato de ducha adecuado

Para elegir el plato de ducha adecuado, tienes que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Dimensiones: mide el espacio disponible en tu baño para asegurarte de que el plato de ducha que elijas encaje perfectamente.
  • Materiales: existen diferentes tipos de materiales como el acrílico, la pizarra, la piedra o el resina. Cada uno tiene sus propias ventajas.
  • Antideslizante: asegúrate de que el plato de ducha que elijas tenga una superficie antideslizante para evitar resbalones.

2. Preparar el espacio

Antes de proceder a la colocación del plato, es importante preparar la zona y tener en cuenta la fontanería. Los siguientes pasos te ayudarán con esta preparación:

  1. Retira la antigua bañera o plato de ducha si es necesario.
  2. Limpia el espacio para asegurarte de que no haya restos de cemento o polvo.
  3. Verifica que la tubería de evacuación de agua está en buen estado.

3. Colocar el plato de ducha

Una vez que tu baño está preparado, es hora de proceder a la colocación del plato de ducha. Sigue estos pasos detenidamente y evita cometer errores:

  1. Coloca el plato de ducha en la zona correspondiente y comprueba que esté nivelado.
  2. Marca los puntos de fijación en el suelo y retira el plato de ducha.
  3. Taladra los orificios de fijación.
  4. Aplica una capa de material adhesivo para asegurar la fijación del plato.
  5. Coloca el plato y ajústalo bien.
  6. Unifica el plato de ducha con el suelo utilizando una masilla especial.

4. Conexión del desagüe y la fontanería

La conexión del desagüe es la parte más importante para poder utilizar tu nuevo plato de ducha. Aquí te presentamos los pasos que debes seguir:

  1. Conecta las tuberías de agua, los grifos y el desagüe. Asegúrate de que trabajas con materiales de alta calidad para evitar fugas.
  2. Coloca una rejilla para el desagüe.
  3. Verifica si existen fugas y si el agua fluye correctamente hacia el desagüe.

5. Acabado final

Una vez finalizadas las etapas anteriores, es hora de dar los últimos toques y detalles a la instalación de tu nuevo plato de ducha. Aquí te presentamos cómo hacerlo:

  1. Coloca la mampara para prevenir que el agua se salga por los lados del plato de ducha.
  2. Aplica silicona en los bordes entre la mampara y el plato de ducha.
  3. Realiza una limpieza general de la zona de trabajo y en especial, del plato de ducha.

Ahora que ya sabes cómo colocar un plato de ducha, ¡Manos a la obra! Recuerda que siguiendo los pasos indicados puedes hacerlo tú mismo y lograr que tu baño luzca nuevo y moderno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *