Mié. Sep 27th, 2023





Cómo colocar un friso de madera

Introducción

Un friso de madera es una excelente opción para darle un aspecto cálido y acogedor a cualquier habitación. Además, su instalación es muy sencilla y no requiere de grandes habilidades de bricolaje. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo colocar un friso de madera.

Materiales necesarios

  • Frisos de madera
  • Clavos o adhesivo especial para madera
  • Sierra de calar o ingletadora
  • Taladro y broca
  • Martillo
  • Cinta métrica
  • Nivel

Paso a paso

Paso 1: Medir la habitación

Antes de comprar los frisos de madera, debes medir la habitación para saber cuántos metros cuadrados necesitas cubrir. Además, es importante que compruebes que las paredes están niveladas, para que el friso quede bien colocado. Si hay irregularidades, tendrás que igualarlas con masilla antes de empezar a instalar el friso.

Paso 2: Preparar los frisos

Mide cada pared y corta los frisos de madera al tamaño adecuado con una sierra de calar o una ingletadora. Asegúrate de que los cortes son precisos y que los extremos quedan a inglete para que encajen bien.

Paso 3: Fijar los frisos a la pared

Existen dos formas de fijar el friso a la pared:

  • Con clavos: coloca un clavo en cada extremo del friso y uno en el centro. Martilla los clavos con un martillo hasta que queden bien fijados.
  • Con adhesivo especial para madera: aplica el adhesivo en la parte trasera del friso y pégalo a la pared. Presiona durante unos segundos para que se adhiera bien.

Paso 4: Repetir el proceso en todas las paredes

Repite los pasos 2 y 3 en todas las paredes de la habitación hasta que hayas cubierto todas las superficies.

Paso 5: Rematar los extremos

En los extremos de la pared, es posible que haya pequeñas irregularidades. Para disimularlas, puedes colocar listones de moldura en los bordes. Córtalos al tamaño adecuado y fíjalos con clavos o adhesivo especial para madera.

Conclusión

Como has podido comprobar, colocar un friso de madera es una tarea sencilla que puedes hacer tú mismo en un fin de semana. Solo necesitas los materiales adecuados y seguir los pasos que te hemos indicado. ¡Anímate a hacerlo y disfruta de una habitación renovada y acogedora!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *