Mar. May 21st, 2024





Colocar rodapié de tarima flotante

¿Qué es el rodapié de tarima flotante?

El rodapié de tarima flotante es una pieza que se coloca en la base de la pared y el suelo, con el objetivo de cubrir la junta y dar un acabado estético. Esta pieza se utiliza especialmente cuando se pone tarima flotante, ya que contribuye a disimular las irregularidades que puedan quedar entre el suelo y la pared después de la instalación.

¿Cómo colocar el rodapié de tarima flotante?

Para colocar correctamente el rodapié de tarima flotante se necesitan los siguientes materiales:

  • Rodapié de tarima flotante
  • Adhesivo para madera
  • Sierra de mano
  • Martillo
  • Tacos de madera

Una vez tengamos los materiales preparados, procederemos a seguir los siguientes pasos:

1. Medir

Tomar medidas de la altura y longitud de cada pared donde se va a colocar el rodapié para asegurarnos de que la pieza se adapta perfectamente y no debemos realizar ningún corte.

2. Cortar

Si es necesario realizar cortes para ajustar el rodapié de tarima flotante a la medida adecuada, utilizaremos la sierra de mano para ello.

3. Pegar

Aplicaremos una pequeña cantidad de adhesivo para madera en la cara posterior del rodapié y presionaremos para que quede pegado a la pared y el suelo.

4. Fijar

Si el peso del rodapié está haciendo presión en otros puntos de la habitación y no se adhiere bien a la pared, fijaremos con unos tacos de madera la pieza a la pared.

Es importante seguir las indicaciones de cada fabricante de adhesivos y rodapié de tarima flotante, pero estas son las pautas generales para una instalación correcta. Siguiendo estos pasos, conseguiremos que la estancia obtenga un acabado limpio y estético, propio de un buen profesional del sector.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *