Sáb. Jun 22nd, 2024




Cómo colocar plantas aéreas


Introducción

Las plantas aéreas, también conocidas como Tillandsias, son una opción perfecta para decorar cualquier espacio en el hogar. Al no necesitar tierra, se pueden colocar en cualquier superficie y son fáciles de cuidar. En este artículo, te mostraremos cómo colocarlas y cuidarlas correctamente.

1. Elección del recipiente

Lo primero que debemos hacer es elegir el recipiente donde colocaremos nuestra planta aérea. Puede ser un florero de cristal, una maceta con un soporte o incluso un trozo de madera.

1.1. Tipos de recipientes

  • Florero de cristal
  • Maceta con soporte
  • Trozo de madera

2. Colocación de la planta

Una vez elegido el recipiente, debemos colocar nuestra planta aérea en él. Debemos asegurarnos de que las raíces no toquen ningún líquido y que las hojas estén en una posición cómoda y natural. Podemos fijar las raíces con un poco de musgo o pegamento adhesivo.

2.1. Posición de las hojas

Es importante colocar las hojas de la planta aérea en una posición cómoda y natural para que la planta crezca adecuadamente. Las hojas deben estar en un ángulo de 45 grados.

2.2. Fijación de las raíces

Podemos fijar las raíces con musgo o con pegamento adhesivo, asegurándonos de que las hojas no se peguen y tengan suficiente espacio para respirar.

3. Cuidado de las plantas aéreas

Aunque las plantas aéreas no necesitan tierra, debemos cuidarlas para que crezcan adecuadamente y mantengan su belleza natural. Debemos rociarlas con agua una vez por semana y alejarlas de lugares con mucho sol directo.

3.1. Riego

Es recomendable rociar la planta con agua una vez por semana, asegurándonos de que las hojas estén húmedas pero no empapadas. Si la planta está bajo luz directa del sol, puede necesitar más agua.

3.2. Luz

Debemos alejar las plantas aéreas de lugares con mucho sol directo, ya que pueden quemarse fácilmente. Lo ideal es colocarlas en un lugar con luz natural, pero no directa.

Conclusión

Las plantas aéreas son una opción perfecta para decorar cualquier espacio en el hogar. Si seguimos estos simples pasos para colocarlas y cuidarlas, podemos tenerlas en nuestro hogar por mucho tiempo y disfrutar de su belleza natural.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *