Dom. Jul 14th, 2024




Cómo colocar los platos en el lavavajillas


Introducción

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos más útiles en la cocina. Nos permite ahorrar tiempo y esfuerzo en el lavado de los platos, cubiertos y vasos. Sin embargo, no todos saben cómo colocar los platos en el lavavajillas de manera adecuada para aprovechar al máximo su capacidad y conseguir una limpieza óptima. En este artículo, te mostraremos cómo hacerlo.

Paso 1: Preparación

Antes de empezar a colocar los platos en el lavavajillas, es importante retirar los restos de comida y los residuos más gruesos con un raspador o cepillo. Además, es recomendable separar los cubiertos por tipo y colocarlos en el portacubiertos para que no se mezclen y se laven más fácilmente.

Paso 2: Colocar los platos

Lo primero que debes hacer es identificar las diferentes divisiones del lavavajillas, que pueden variar según el modelo. En general, se dividen en tres: la zona superior para los vasos y tazas, la zona inferior para los platos y fuentes, y una bandeja para los cubiertos.

Coloca los platos en la zona inferior con la parte sucia hacia dentro y hacia abajo. Debes asegurarte de que los platos estén bien separados, sin tocarse entre sí, para que el agua y el detergente puedan llegar a todas las superficies. Los platos más grandes deben colocarse en los laterales de la zona inferior, para que no obstaculicen el giro de los brazos rociadores.

En la zona superior, coloca los vasos y las tazas con la parte sucia hacia arriba. Es importante colocar los vasos entre los soportes, para que no se muevan durante el lavado y no se rompan. Si tienes platos pequeños, como los de postre, puedes colocarlos en la zona superior entre los vasos, para aprovechar mejor el espacio.

Tips

  • No sobrecargar el lavavajillas: deja suficiente espacio para que el agua y el detergente circulen libremente entre los platos. Si colocas demasiados platos, es posible que no se laven bien y se acumule la suciedad.
  • Evita colocar objetos grandes y utensilios de cocina en el lavavajillas, como ollas, sartenes o cuchillos, ya que pueden dañar los platos y el electrodoméstico.
  • Si tus platos tienen restos de comida grasosa, colócalos en la zona inferior del lavavajillas junto con las fuentes, ya que esa zona suele tener una mayor potencia de lavado.
  • Antes de colocar los platos, asegúrate de que los brazos rociadores estén libres y sin obstáculos, para que puedan girar sin problemas y lavar los platos por completo.

Conclusión

Al seguir estos consejos para colocar los platos en el lavavajillas, podrás cargarlo de manera eficiente, evitando el desperdicio de agua y energía, y obteniendo una limpieza óptima de tus utensilios de cocina. ¡Recuerda siempre leer el manual de instrucciones del lavavajillas y seguir las pautas del fabricante para un mejor rendimiento!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *