Sáb. May 25th, 2024





Cómo colocar los cojines en la cama

Cojines en la cama: la guía definitiva

Colocar los cojines en la cama es una tarea que puede parecer sencilla, pero no lo es tanto. Los cojines pueden aportar estilo, comodidad y un toque personal al dormitorio, pero es importante saber cómo colocarlos correctamente para conseguir el efecto deseado.

1. El número adecuado de cojines

Lo primero que hay que tener claro es el número de cojines que queremos utilizar en la cama. No hay una regla fija, pero se recomienda no abusar de ellos para evitar sobrecargar visualmente el espacio.

En general, se suelen utilizar dos o tres cojines por persona, aunque depende del tamaño de la cama y de los cojines que se utilicen. En cualquier caso, lo ideal es mantener la armonía y el equilibrio visual.

2. La disposición de los cojines

Una vez que tenemos claro el número de cojines que vamos a utilizar, es importante saber cómo colocarlos. La disposición más común es la siguiente:

  • Un cojín grande situado en la parte posterior, contra el cabecero de la cama.
  • Uno o dos cojines medios delante del cojín grande.
  • Uno o dos cojines pequeños delante del cojín medio.

Esta disposición aporta profundidad y volumen a la cama, y permite un acceso fácil y cómodo. Por supuesto, es una orientación y se pueden hacer muchas variaciones.

3. La elección de los cojines

No todos los cojines son iguales. Es importante elegirlos según el estilo decorativo que queramos conseguir. Los cojines pueden aportar textura, color, estampados y desenfado a la decoración.

Por ejemplo, si queremos un estilo más clásico y elegante, podemos optar por cojines de terciopelo o seda en tonos neutros. Si preferimos un estilo más bohemio y desenfadado, podemos optar por cojines de kilim con motivos geométricos.

4. La hora de quitar los cojines

Por último, es importante tener en cuenta que los cojines no deben quedarse de forma permanente en la cama. Cada noche antes de ir a dormir, debemos retirarlos y colocarlos en un lugar adecuado para mantenerlos en buen estado y facilitar el acceso a la cama.

En cuanto a la ropa de cama, debemos retirarla cada noche para ventilar y airear la cama, y colocarla correctamente cada mañana. Es importante seguir estas pautas para garantizar un sueño reparador y una cama cómoda y saludable.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *