Jue. Jun 13th, 2024




Cómo colocar cuadros en el salón


Cómo colocar cuadros en el salón

1. Elige la pared adecuada

El primer paso para colocar cuadros en el salón es escoger la pared adecuada. Lo ideal es seleccionar una pared que tenga un espacio libre y que sea el punto focal de la habitación. Esta puede ser la pared detrás del sofá o la pared donde está la televisión.

2. Tamaño de los cuadros

El tamaño de los cuadros es muy importante y dependerá del espacio y la pared donde los vayas a colocar. Un error común es colocar un cuadro muy pequeño en una pared grande o viceversa. Lo ideal es crear una composición equilibrada y proporcional.

3. Combinación de colores

La combinación de colores también es un factor importante al momento de colocar cuadros en el salón. Si tienes una pared de color fuerte, es recomendable seleccionar cuadros que contengan un color que combinen con esta pared. Por ejemplo, si la pared es de color rojo oscuro, los cuadros podrían contener toques de color blanco o gris para crear un equilibrio visual.

4. Distribución de los cuadros

Una vez que tengas todos tus cuadros, piensa en cómo quieres distribuirlos. Hay varias opciones, puedes colocarlos en línea recta, en forma de triángulo o incluso en cuadrícula. Un truco para que la composición quede armónica es colocar los cuadros separados por una distancia similar.

5. Crea un boceto

Antes de empezar a colgar los cuadros, es una buena idea crear un boceto. De esta manera, podrás visualizar cómo quedará la composición y hacer ajustes si es necesario.

6. Usa la regla del 60-30-10

La regla del 60-30-10 es muy útil para crear un espacio equilibrado. Esta consiste en utilizar un 60% de un color dominante, un 30% de un segundo color y un 10% de un tercer color. Si aplicamos esta regla a la colocación de cuadros, podemos optar por usar los colores principales en los cuadros más grandes y los demás en los más pequeños.

7. Coloca los cuadros

Ahora si, ha llegado el momento de colgar los cuadros en la pared. Utiliza un nivel para asegurarte de que los cuadros queden rectos y deja un espacio uniforme entre cada uno de ellos.

  • Recuerda que los cuadros deben ir a la altura de los ojos.
  • No satures la pared, deja espacio suficiente entre los cuadros.
  • Si tienes varios cuadros pequeños, puedes colocarlos juntos en una pared para crear un efecto visual interesante.

Conclusión

Colocar cuadros en el salón puede parecer complicado, pero siguiendo estos sencillos pasos podrás crear una composición visualmente atractiva y equilibrada. Recuerda escoger la pared adecuada, seleccionar los cuadros de acuerdo al tamaño y tonalidades, crear una distribución armoniosa y finalmente colgarlos siguiendo las recomendaciones básicas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *