Sáb. Jun 22nd, 2024




Como colocar calas de carretera

Introducción

Las calas de carretera son piezas esenciales para aquellos ciclistas que desean una mejor eficiencia a la hora de pedalear, ya que permiten transferir más energía de las piernas a los pedales. Además, también pueden ayudar a prevenir lesiones y mejorar la comodidad.

Paso 1: Compra de las calas

Antes de comenzar, es importante asegurarse de comprar el tipo de calas adecuado para tus zapatos y pedales de bicicleta. Debes considerar la marca, el modelo y la compatibilidad con tu bicicleta. Las calas se venden habitualmente en la mayoría de tiendas de bicicletas y en línea.

Paso 2: Preparando las zapatillas

Una vez que has comprado las calas adecuadas, es importante preparar tus zapatillas para su instalación. En la mayoría de casos, necesitarás retirar la plantilla interior de tus zapatillas y aplicar una plantilla que viene con las calas para que se ajusten correctamente.

Consejo:

Es recomendable que la plantilla que viene con las calas tenga un grosor mínimo de 2-3mm.

Paso 3: Ajuste de las calas

El siguiente paso es ajustar las calas en los zapatos. Debes tener en cuenta lo siguiente:

  • La posición de la cala debe permitirte estar cómodo en la bicicleta. Ajusta las calas debajo de la parte delantera del pie y asegúrate de que estén centradas.
  • Ajusta la posición de las calas hacia la izquierda o hacia la derecha para alinearlas con la posición natural de tus pies.
  • Ajusta la posición de las calas hacia adelante o hacia atrás para ajustar el ángulo de tus pies.

Consejos:

  • No ajustes las calas demasiado hacia delante o hacia atrás para evitar lesiones.
  • Practica en un espacio abierto antes de pedalear en la calle.

Paso 4: Instalación de las calas en los pedales

Después de ajustar las calas en tus zapatos, es hora de instalarlas en los pedales de tu bicicleta. Los siguientes pasos te guiarán en el proceso:

  1. Retira los pedales de la bicicleta. Si los pedales tienen una rosca derecha y otra izquierda, asegúrate de retirarlos en la dirección adecuada.
  2. Limpia los pedales con un paño seco para evitar que la suciedad interfiera con la instalación de las calas.
  3. Aplica una pequeña cantidad de grasa a los hilos de los pedales para facilitar la instalación.
  4. Instala las calas en los pedales con la herramienta correcta, siguiendo las instrucciones del fabricante.
  5. Une los pedales a la bicicleta, asegurándote de que estén ajustados y fijos.

Conclusión

Colocar calas de carretera puede ser un proceso sencillo siguiendo estos pasos. Es importante que prestes atención a los detalles al elegir las calas adecuadas para tus zapatos y pedales de bicicleta, además de ajustar la posición de las calas y practicar antes de utilizarlas en la carretera. Asegurarte de que están instaladas correctamente puede marcar la diferencia en tu comodidad y eficiencia durante tus desplazamientos en bicicleta.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *